NOVELA “EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA” Y LA PELÍCULA

 LA  NOVELA “EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA

“El amor se hace más grande y noble en la calamidad”pág, 185.

Portada del libro

Portada del libro

La  novela pertenece al Nobel escritor colombiano Gabriel García Márquez, es representante por lo tanto de la Literatura Hispanoamérica contemporánea. El género literario al cual  representa  la obra es el realismo mágico. (veasé definición al final del texto).

Es una novela   que su argumento principal es narrar una historia de amor, que al inicio de la narración es el final de un amor y al terminar es el comienzo de otro amor, otro tópico que se desprende de la historia es “el paso del tiempo” que con su particularidad es capaz de destruir, reconstruir y mantener viva la memoria.

La obra da su curso cuando el doctor Juvenal Urbino al fallecer su amigo “se había  puesto a salvo  de los tormentos de la memoria con un sahumerio de cianuro” (un suicidio planificado por años, ya que tenía concluido no alcanzar la senectud), rememora los días de su niñez de unas conversaciones con su padre. Por otra parte en voz del propio narrador se describe a los signos del enamoramiento como  los comparados con los síntomas del cólera.

Esta comparación da a interpretación que hasta en períodos de crisis el amor se nutre, solidifica e incondicionaliza (entre Juvenal Urbino y Fermina Daza). Y por otra parte se resuelve que a pesar de todo se mantiene la esperanza de recuperar a pesar del tiempo el amor prometido (Florentino Ariza a Fermina Daza). Éste paralelo amor-cólera, refleja que como, la enfermedad  se manifiesta de diferentes modos, al igual  el amor, hecho auténtico se demuestra en que el doctor  sustenta que hay gente que esta enfermedad no hace daño, no se manifiesta y sin embargo en otros en que se evidencializa con secuelas irrefutables quitando la vida.

El primer romance es  sostenido por medio de cartas,  el padre de Fermina se da por enterado y resuelve llevar a la hija  a un largo viaje “del olvido” en clara oposición, con el resultado que al volver Fermina rechaza al amor idealizado, Florentino despechado se marcha prometiendo convertirse en un hombre pudiente para reconquistar a su amante, lo consigue, sin embargo en su descubrimiento sexual vive una vida de  fugaces aventuras con variadas mujeres, luego que en un barco una mujer lo sorprende y le roba la virginidad que estaba guardada para Fermina.

A la muerte de doctor Florentina es visitada por el enamorado, quien esperó “cincuenta y un años, nueve meses y cuatro días”, ya que la muerte del doctor era lo único que le permitiría estar con ella . Al visitarla el mismo día del funeral, el narrador nos relata: “Se puso el sombrero en el sitio del corazón, trémulo y digno, y reventó el absceso que había sido el sustento de su vida”.  Lo que a esto ella contesta: “he esperado esta ocasión durante más de medio siglo, para repetirle una vez más el juramento de mi fidelidad eterna y mi amor para siempre”. Fermina en la pesadumbre de verse sola por la muerte de su esposo, pide poder  morirse y que en el sueño se fuera la vida, mas al despertar “se dio cuenta de que había dormido mucho sin morir, sollozando en el sueño, y que mientras dormía sollozando pensaba más en Florentino Ariza que en el esposo muerto”

 Como mensaje se evidencializa que, el amor no siempre es lo que parece como lo que les sucede a los protagonistas, viviencializando distintos conceptos de amor, fusionados a fugacidad del tiempo, irreversibilidad  la muerte, la  fidelidad- seguridad, encanto – desencanto, determinación – perseverancia. En conclusión hay una correlación con respecto a lo ficticio (novela) y lo que acontece en la  vida real “es la vida, más que la muerte, la que no tiene límites”.

DEFINICIÓN de realismo Mágico, ¿Qué es realismo mágico? , veasé el siguiente link:

http://es.wikipedia.org/wiki/Realismo_m%C3%A1gico

Descarga el Libro en este Link:

http://www.librosgratisweb.com/pdf/garcia-marquez-gabriel/el-amor-en-los-tiempos-del-colera.pdf

Adaptación al cine de la novela

Carátula De La Pelicla

Carátula De La Pelícla

Película Estaunidense; que tiene como  titulo original en ingles “Love in time of cholera”, su estreno en este país fue el año 2007 y en habla hispana el 2008.

El productor de la película Scott Steinfordff, decidido ha que obtener los derechos de autor de la novela negado por García Márquez por la realización de la película se realizara en habla inglesa, promete no hacer una versión “hollywoodense”, para lo cual se realizaría con actores de habla hispana. El guión estuvo a cargo de Ronald Harwood quién gano el Oscar a mejor guiónadaptado en el 2002 con la película “El Pianista”.

El rodaje se realizó en Cartagena de Indias, otras en barco en el río Magdalena, en Barranquillas y Santa Marta.

Reparto: Javier Bardem(Florentino Ariza), la colombiana Catalina Sandino Moreno(Transito Ariza), Benjamín Bratt (Doctor Juvenal Urbino), Giovanna Mezzogiorno (Fermina Daza), etc.

Por petición de Garcia Márquez, la banda sonora  estuvo a cargo de Shakira, con dos composiciones. Además contó con la colaboración del trovador Pedro Aznar con las canciones “Hay Amores”  y “Despedida” (esta fue nominada al Globo de Oro a la mejor canción original. Igualmente se incluyo una versión de la canción “Pienso en ti”.

DESCARGA:  Haz click sobre la canción:Canción La Despedida, Hay Amores

TRÁILER EN ESPAÑOL DE LA PÉLICULA:

 

ENTREVISTA A GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ CON RESPECTO A SU NOVELA:

ENTREVISTA A SHAKIRA SOBRE LA PELÍCULA:

SHAKIRA Y SOUNTRACK “HAY AMORES” DE PÉLICULA:

 ENSAYOS Y ARTÍCULOS SOBRE LA NOVELA Y OBRA DE GGM: 

1.Teoría del personaje narrativo (Aplicación a “El amor en los tiempos del cólera”)

http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=148733

1. Parodia, paradoja, cliché, y fabulación  en la obra de Gabriel García Márquez.

http://cvc.cervantes.es/literatura/aispi/pdf/07/07_357.pdf

VER Película Online: http://www.divxonline.info/pelicula-divx/1448/El-amor-en-los-tiempos-del-colera-2007/

* Si desea la Película contáctece a saddka@gmail.com

 

 

DUDAS Y RESPUESTAS SOBRE EL DICCIONARIO

¿QUIÉNES HACEN EL DICCIONARIO

Y CÓMO SE ACTUALIZA?

Si has tenido esta curiosidad, aquí esta la respuesta.(RAE)

El Pleno de los académicos es el órgano encargado de tomar las decisiones que afectan a la modificación del Diccionario.

  Tres son los tipos de operación más frecuentes en este proceso:

  • La adición de nuevos artículos o acepciones.
  • La supresión de artículos o acepciones ya existentes.
  • La enmienda total o parcial de los artículos.

  Para hacer frente al enorme caudal de trabajo que supone mantener al día su repertorio, el Pleno académico cuenta con el auxilio de diversas comisiones:

  • La Comisión Delegada del Pleno y para el Diccionario, que coordina a las demás y se encarga de los asuntos correspondientes a la técnica lexicográfica.
  • Las comisiones especiales para la preparación del Diccionario. Al trabajar con grupos reducidos de académicos, agilizan el trabajo del órgano colegiado general y tienen sus mismas competencias.
  • Las comisiones especializadas, formadas por varios académicos expertos en el asunto del que se trata:

    – Comisión de Vocabulario Científico y Técnico.
    – Comisiones de Ciencias Humanas I y II.
    – [Comisión de Etimologías]

  • El Instituto de Lexicografía, que prepara los materiales más tarde discutidos en el Pleno o en las distintas comisiones.
  • Los académicos correspondientes de la Española, que realizan propuestas sobre el léxico de la zona donde residen.

¿Cómo se actualiza?

Las propuestas de adición, supresión o enmienda parten, en su mayoría, de las comisiones académicas. En ciertos casos, son los propios académicos quienes presentan directamente sus propuestas al Pleno. El Instituto de Lexicografía prepara los materiales que se discuten en comisión, y, en particular, documenta las propuestas con materiales procedentes de las siguientes fuentes:

  • El Banco de datos del español, que cuenta con más de 400 millones de registros, en sus depósitos sincrónico (el CREA) y diacrónico (el CORDE).
  • El fichero histórico de la Academia, con sus más de catorce millones de papeletas léxicas y lexicográficas.
  • Las obras de referencia y estudios monográficos pertinentes.
  • Las consultas dirigidas a académicos y a otros estudiosos de reconocida solvencia en el campo del que se trata.

  Una vez confeccionadas las propuestas, se envían a una de las comisiones o al Pleno.

  Lo allí tratado pasa a consulta de las Academias americanas y, tras ser discutidas las observaciones allegadas, se da por aprobado definitivamente.

DUDAS Y RESPUESTAS DEL USO DEL IDIOMA (I)

SOBRE EL LEÍSMO, LAÍSMO Y LOÍSMO.(RAE)

 Para usar adecuadamente los pronombres átonos de 3.ª persona lo(s), la(s), le(s) según la norma culta del español general, debe tenerse en cuenta, en primer lugar, la función sintáctica que desempeña el pronombre y, en segundo lugar, el género y el número gramatical de la palabra a la que se refiere. En el siguiente cuadro se muestra la distribución de formas y funciones de estos pronombres:

 

            singular

            plural

3.ª pers.

compl. directo

masc.

            lo

(también le, cuando el referente es un hombre)1

            los

fem.

            la

            las

neutro

            lo

            ¾

compl. indirecto

            le

(o se ante otro pron. átono)

            les

(o se ante otro pron. átono)

1 En el Esbozo de una nueva gramática de la lengua española (RAE, 1973) se condena el leísmo referido a cosa, pero se permite el referido a persona masculina singular; el leísmo plural siempre ha sido censurado por la Academia, ya que su baja incidencia desde los textos castellanos más antiguos atestigua que tampoco lo ha sancionado nunca mayoritariamente el uso de los hablantes cultos.

  A continuación se expone de forma sucinta la norma que rige el empleo de estos pronombres:

  • Cuando el pronombre desempeña la función de complemento directo, deben usarse las formas lo, los para el masculino (singular y plural, respectivamente) y la, las para el femenino (singular y plural, respectivamente):

  ¿Has visto a Juan? Sí, lo vi ayer.
  ¿Has visto a Juan y a los niños? Sí, los he visto en el parque.
  Compré la medicina y se la di sin que nadie me viera.
  ¿Has recogido a las niñas? Sí, las recogí antes de ir al taller.

  [Dada la gran extensión en el uso de los hablantes cultos de ciertas zonas de España de la forma le cuando el referente es un hombre, se admite, únicamente para el masculino singular, el uso de le en función de complemento directo de persona: ¿Has visto a Jorge? Sí, le vi ayer en el parque].

  • Cuando el pronombre desempeña la función de complemento indirecto, deben usarse las formas le, les (singular y plural, respectivamente), cualquiera que sea el género de la palabra a la que se refiera:

  Le pedí disculpas a mi madre.
  Le dije a su hermana que viniera.
  Les di un regalo a los niños.

  

  A pesar de la aparente simplicidad del sistema, existen casos excepcionales o aparentemente excepcionales dentro de la norma, así como una enorme variedad en cuanto a los usos efectivos en las distintas zonas hispanohablantes. Si se desea información pormenorizada, pueden consultarse los artículos LEÍSMO, LAÍSMO y LOÍSMO del Diccionario panhispánico de dudas, así como las entradas dedicadas a verbos que plantean problemas a los hablantes en cuanto a la selección de los pronombres átonos de tercera persona (avisar, ayudar, curar, disparar, escribir, llamar, molestar, obedecer, pegar, saludar, etc.).


  Cuando el verbo haber se emplea para denotar la mera presencia o existencia de personas o cosas, funciona como impersonal y, por lo tanto, se usa solamente en tercera persona del singular (que en el presente de indicativo adopta la forma especial hay: Hay muchos niños en el parque). En estos casos, el elemento nominal que acompaña al verbo no es el sujeto (los verbos impersonales carecen de sujeto), sino el complemento directo. En consecuencia, es erróneo poner el verbo en plural cuando el elemento nominal se refiere a varias personas o cosas, ya que la concordancia del verbo la determina el sujeto, nunca el complemento directo. Así, oraciones como Habían muchas personas en la sala, Han habido algunas quejas o Hubieron problemas para entrar al concierto son incorrectas; debe decirse Había muchas personas en la sala, Ha habido algunas quejas, Hubo problemas para entrar al concierto.

  [Más información en el Diccionario panhispánico de dudas, s/v haber, 4].

LA COMUNICACION DIALÓGICA

LA COMUNICACION DIALÓGICA

CON ENTREVISTAS ENTRETENIDAS

CONCEPTO DE COMUNICACIÓN DIALÓGICA

– Esta se carácteriza por depender de todos los interlocutores que aparecen en él.

– Produce la intearacción directa con los hablantes.

– Es un discurso eminentemente colaborativo.

_ Se distinguen distintos niveles en el discurso dialógico:

1- Nivel estuctural: La toma de turnos. Este nivel permite a los sujetos participar como hablantes y oyentes.

2- Nivel de contenido: El manejo del tópico. este nivel permite a los introducir un tema, desarrollarlo, modificarlo y concluirlo.

– Hay distintos tipos de discurso dialógico:

1. Converzación.

2. Entrevista.

3. Discución y debate.

Ejemplos de Entrevistas con tópicos juveniles:

1. Entrevista a Don Omar.(reaggeton)

 http://www.youtube.com/watch?v=HW0oBoOdXME

2. Entrevista Wisin y Yandel por TVN.

http://www.youtube.com/watch?v=3SPfam8Q6lg

POEMA DECÁLOGO DEL ARTISTA

Nuevamente nos acompañan algunas recomendaciones de nuestra poetiza Gabriela Mistral, esta vez dedicado al artista que todos llevamos dentro.

POEMA DECÁLOGO DEL ARTISTA DE GABRIELA MISTRAL

 

 

I. Amarás la belleza, que es la sombra de Dios sobre el Universo.
II. No hay arte ateo. Aunque no ames al Creador, lo afirmarás creando a su semejanza.
III. No darás la belleza como cebo para los sentidos, sino como el natural alimento del alma.
IV. No te será pretexto para la lujuria ni para la vanidad, sino ejercicio divino.
V. No la buscarás en las ferias ni llevarás tu
obra a ellas, porque la Belleza es virgen, y la que está en las ferias no es Ella.
VI. Subirá de tu corazón a tu canto y te habrá purificado a ti el primero.
VII. Tu belleza se llamará también misericordia, y consolará el corazón de los hombres.
VIII. Darás tu obra como se da un hijo: restando sangre de tu corazón.
IX. No te será la belleza opio adormecedor, sino vino generoso que te encienda para la acción, pues si dejas de ser
hombre o mujer, dejarás de ser artista.
X. De toda creación saldrás con vergüenza, porque fue inferior a tu sueño, e inferior a ese sueño maravilloso de Dios, que es la Naturaleza.

 

 
 

 

DUDAS Y RESPUESTAS DEL IDIOMA (XV)

Habemos

  USOS INCORRECTOS:

  • En la lengua culta actual, la primera persona del plural del presente de indicativo del verbo haber es hemos, y no la arcaica habemos, cuyo uso en la formación de los tiempos compuestos de la conjugación es hoy un vulgarismo propio del habla popular que debe evitarse en el habla culta; así, no debe decirse Habemos visto a tu hermano, sino Hemos visto a tu hermano.

  • También debe evitarse en el habla culta el uso de habemos con el sentido de ‘somos o estamos’, puesto que el verbo haber, cuando se emplea para denotar la presencia o existencia de personas o cosas, es impersonal y, como tal, se usa solo en tercera persona del singular: Hay pocos solteros en el pueblo; Había tres personas en la habitación. Por lo tanto, si quien habla desea incluirse en la referencia, no debe emplear el verbo haber en primera persona del plural, como se hace a veces en el habla popular, recurriendo, para el presente de indicativo, a la forma habemos: Habemos pocos solteros en el pueblo, Habemos tres personas en la habitación; debe decirse Somos pocos solteros en el pueblo, Estamos tres personas en la habitación.

  [Más información en el Diccionario panhispánico de dudas, s/v haber, 4]

  USO CORRECTO:

  • Solo es admisible hoy en la lengua culta el uso de la forma habemos como primera persona del plural del presente de indicativo de la expresión coloquial habérselas con una persona o cosa (‘enfrentarse a ella o tratar con ella a la fuerza’): Ya sabéis con quién nos las habemos; Nos las habemos con un asesino despiadado.

DUDAS Y RESPUESTAS DEL USO DEL IDIOMA (XIV)

 Hubieron

  La forma verbal hubieron es la que corresponde a la tercera persona del plural del pretérito perfecto simple o pretérito de indicativo del verbo haber: hube, hubiste, hubo, hubimos, hubisteis, hubieron.

  USOS CORRECTOS:

  Esta forma verbal se emplea, correctamente, en los casos siguientes:

  • Para formar, seguida del participio del verbo que se está conjugando, la tercera persona del plural del tiempo compuesto denominado pretérito anterior o antepretérito de indicativo: hubieron terminado, hubieron comido, hubieron salido. Este tiempo indica que la acción denotada por el verbo ha ocurrido en un momento inmediatamente anterior al de otra acción sucedida también en el pasado: Cuando todos hubieron terminado, se marcharon a sus casas; Apenas hubieron traspasado el umbral, la puerta se cerró de golpe. En el uso actual, este tiempo verbal aparece siempre precedido de nexos como cuando, tan pronto como, una vez que, después (de) que, hasta que, luego que, así que, no bien, apenas. Prácticamente no se emplea en la lengua oral y es hoy raro también en la escrita, pues en su lugar suele usarse, bien el pretérito perfecto simple o pretérito de indicativo (Cuando todos terminaron, se marcharon a sus casas), bien el pretérito pluscuamperfecto o antecopretérito de indicativo (Apenas habían traspasado el umbral, la puerta se cerró de golpe).

  • Como forma de la tercera persona del plural del pretérito perfecto simple o pretérito de indicativo de la perífrasis verbal haber de + infinitivo, que denota obligación o necesidad y equivale a la más usual hoy tener que + infinitivo: El director y su equipo hubieron de recorrer muchos lugares antes de encontrar los exteriores apropiados para la película.

  USO INCORRECTO:

  • No se considera correcto el uso de la forma hubieron cuando el verbo haber se emplea para denotar la presencia o existencia de personas o cosas, pues con este valor haber es impersonal y, como tal, carece de sujeto (el elemento nominal que aparece junto al verbo es el complemento directo) y se usa solo en tercera persona del singular. Son, pues, incorrectas oraciones como Hubieron muchos voluntarios para realizar esa misión o No hubieron problemas para entrar al concierto; debe decirse Hubo muchos voluntarios para realizar esa misión o No hubo problemas para entrar al concierto.

  [Véase Había muchas personas, ha habido quejas, hubo problemas en esta misma sección].

DUDAS Y RESPUESTAS DEL USO DEL IDIOMA (XIII)

  Cuando el verbo haber se emplea para denotar la mera presencia o existencia de personas o cosas, funciona como impersonal y, por lo tanto, se usa solamente en tercera persona del singular (que en el presente de indicativo adopta la forma especial hay: Hay muchos niños en el parque). En estos casos, el elemento nominal que acompaña al verbo no es el sujeto (los verbos impersonales carecen de sujeto), sino el complemento directo. En consecuencia, es erróneo poner el verbo en plural cuando el elemento nominal se refiere a varias personas o cosas, ya que la concordancia del verbo la determina el sujeto, nunca el complemento directo. Así, oraciones como Habían muchas personas en la sala, Han habido algunas quejas o Hubieron problemas para entrar al concierto son incorrectas; debe decirse Había muchas personas en la sala, Ha habido algunas quejas, Hubo problemas para entrar al concierto.

  [Más información en el Diccionario panhispánico de dudas, s/v haber, 4].

DUDAS Y RESPUESTAS DEL USO DEL IDIOMA (XII)

Ortografía de los signos de interrogación y exclamación

  A diferencia de lo que ocurre en otras lenguas, los signos de interrogación y exclamación son signos dobles en español, como los paréntesis o los corchetes. Por tanto, es incorrecto prescindir del signo de apertura en los enunciados interrogativos o exclamativos:

   ¿Quién le ha llamado? (no Quién le ha llamado?).
  ¡Qué prisa tienes!
(no Qué prisa tienes!).

  Por otra parte, después del signo de cierre de interrogación o exclamación se puede escribir cualquier signo de puntuación salvo el punto:

  ¡Ah!, olvidaba darte esto.
  ¿Han terminado ya de preparar la mesa?
  —¿Qué vamos a comer? —preguntó.

  Cuando los signos de cierre (? !) constituyen el final del enunciado, la palabra que sigue se escribe con mayúscula inicial.

  ¿Dónde está el restaurante? Olvidé mirarlo en la guía.
  ¡Qué frío! Coge el abrigo y la bufanda.

[Más información en el Diccionario panhispánico de dudas, s/v interrogación y exclamación (signos de)].

DUDAS Y RESPUESTAS DEL USO DEL IDIOMA (XI)

DUDAS SOBRE: Echo, echa, echas / hecho, hecha, hechas

  Todas las formas del verbo echar (que significa, a grandes rasgos, ‘tirar’, ‘poner o depositar’ y ‘expulsar’) se escriben sin h:

  Siempre echo los papeles a la papelera.
  Si echas más sal al guiso lo estropeas.
  
Hay que echar la carta al buzón.
  Tienes suerte si no te echa de aquí ahora mismo.

  El verbo echar forma parte de la locución echar de menos, que significa ‘añorar’:

  Te echo de menos.
  ¿Me habéis echado de menos?

  O de la locución echar a perder, que significa ‘estropear’:

  Siempre lo echas todo a perder.

  También de la perífrasis echar a + infinitivo, que indica el comienzo de la acción expresada por el infinitivo:

Siempre se echa a reír en el momento más inoportuno.
Casi me echo a llorar.

  Aunque se pronuncian igual, no deben confundirse en la escritura las formas echo, echas, echa, del verbo echar, que se escriben sin h, y las formas hecho, hecha, hechas, del participio del verbo hacer, que se escriben con h, al igual que el sustantivo masculino hecho (‘cosa que se hace o que sucede’), tanto cuando se utiliza como tal, como cuando forma parte de la locución de hecho (‘efectivamente, en realidad’):

  ¿Has hecho lo que te dije?
  Aunque iba con prisa, dejó hecha la cama.
  Ya están hechas las tortillas.
  El hecho es que hemos solucionado el problema.
  Quería olvidarla. De hecho, intenté no volver a verla.

DUDAS Y RESPUESTAS DEL USO DEL IDIOMA (X)

DUDAS SOBRE: Halla / haya / aya

  La mayor parte de los hispanohablantes pronuncian estas tres palabras de la misma forma, ya que está muy generalizada la pérdida de la distinción de los sonidos que representan las grafías ll e y. Pero conviene distinguirlas adecuadamente en la escritura:

  a) haya

  Puede ser un verbo o un sustantivo:

  • Como verbo, es la forma de primera o tercera persona del singular del presente de subjuntivo del verbo haber. Con este valor se utiliza, bien seguida de un participio para formar el pretérito perfecto (o antepresente) de subjuntivo del verbo que se esté conjugando (haya visto, haya mirado, etc.), bien como verbo de una oración impersonal:

  Espero que Luis haya aprobado.
  No cree que el niño se haya vestido solo.
  Quizá haya algo que podamos hacer.

  Si estas oraciones se expresasen en otro tiempo verbal, la forma haya sería reemplazada por otra forma del verbo haber:

  Esperaba que esta vez Luis hubiese aprobado.
  No creía que el niño se hubiese vestido solo.
  Quizá habría algo que pudiéramos hacer.

  • Como sustantivo, es femenino y designa un tipo de árbol:

  Hay que podar el haya del jardín.
  Se sentó a la sombra de una frondosa haya.

  b) halla

  Es la forma de la tercera persona del singular del presente de indicativo, o la segunda persona (tú) del singular del imperativo, del verbo hallar(se), que significa ‘encontrar(se)’:

  No sé cómo lo hace, pero halla siempre una excusa perfecta para no ir.
  La sede de la organización se halla en París.
  La flora se halla constituida por diferentes especies.
  Halla la hipotenusa del siguiente triángulo rectángulo.

  Obsérvese que en estos casos la palabra halla se puede sustituir por la forma encuentra:

  No sé cómo lo hace, pero encuentra siempre una excusa perfecta para no ir.
  La sede de la organización se encuentra en París.
  La flora se encuentra constituida por diferentes especies.
  Encuentra la hipotenusa del siguiente triángulo rectángulo.

  c) aya

  Es un sustantivo femenino que significa ‘mujer encargada en una casa del cuidado y educación de los niños o jóvenes’:

  Aún se acordaba del aya sabia y cariñosa de su infancia.
  La vieja aya seguía llevando a los niños al parque.

  • Calendario

    • septiembre 2016
      L M X J V S D
      « Oct    
       1234
      567891011
      12131415161718
      19202122232425
      2627282930  
  • Buscar